Hiperficción

Esta es la página de la hiperficción constructiva, para más información puedes visitar el post que la originó.
A falta de título definitivo, que lo suyo sería dárselo al final, este será el lugar para la historia en grupo.

Los colaboradores habituales del blog pueden editar esta entrada para añadir sus colaboraciones, mientras que los visitantes ocasionales podéis usar los comentarios.

Antes de nada unas pequeñas normas.

  • La idea es ampliar la historia, no editar la de los demás, aunque cosas evidentes como correcciones gramaticales o ortográficas se pueden hacer.
  • La longitud no es fija, y puede varias desde unas pocas lineas a varios párrafos. Depende de como tengáis el día.
  • Deberá respetarse dentro de lo que cabe la temática elegida.

Podéis editar esta página pulsando aquí.

——————————————————————————————

(Ubione)

Eran las siete de la mañana cuando el sistema de la casa comenzó a emitir un ligero zumbido, y la suave voz omnipresente dijo:

…Gregory es hora de levantarse, hoy tienes unos clientes importantes, venga!

Le costo abrir los ojos, no era un día agradable, hacia frió y llovía, era uno de esos días que le apetecía quedarse metido bajo el edredón abrazando a Samantha, la busco con la mano por su lado de la cama y sintió el frió de su ausencia, cosa que le inquietó mucho.

Se levantó y la busco entre la penumbra.

– ¡Luz, quiero luz! Gritó.

Segundos después las luces de la sala se encendían progresivamente. Ya de pie, en medio del apartamento, vio encima de la mesa una nota.

No me busques, ya te encontrare yo. Si te preguntan por mí no mientas, di que no sabes donde estoy, ellos lo notarían. Por cierto, recuerda que tienes una reunión a las nueve, el dossier con todo lo tienes en la cartera junto con la copia de seguridad. Te quiero. Sam “

*************

(Jolguis)

Gregory se quedó mirando la nota, le dio varias vueltas por si encontraba algún dato, no sabía si era una broma o no, conociéndola….

¿ELLOS? ¿Quiénes eran ELLOS?. No comprendía nada, dudó en llamarla al móvil para que le contara de que iba todo aquello, y se puso a pensar si le ocultaba algo, pensó en todo el tiempo que había pasado desde que la conoció…Dudó.

Estaba empezando a imaginar que aún no se había despertado, que todo era fruto de su imaginación, cuándo de repente, alguien llamó al timbre.

Gregory miró por la mirilla y vió que era su vecina, la señorita Carpenter, una mujer de unos sesenta y tantos años menuda y charlatana, que se había quedado soltera, y cuyo mayor entretenimiento era meterse en la vida de sus vecinos.

Él, sin muchos ánimos de hablar decidió abrirle la puerta, quizás ella pudiera decirle algo de Sam sin tener que preguntar.

-Buenos días señorita Carpenter, ¿Qué se le ofrece hoy?

-Oh, buenos días Gregory, simplemente venía a traerte el correo, vi al cartero en la entrada y me lo entregó. Aquí tienes, dos cartas para ti y tres para Sam. Las tuyas son del banco y las de Sam, una de una revista que imagino está inscrita, otra del banco y otra que solo pone su nombre sin remite.

-Gracias señorita Carpenter, no tenía que haberse molestado (dijo Gregory, pensando, esta mujer es incorregible, no puede resistirse a mirar lo que no es suyo).

– De nada, si necesitas algo, ya sabes donde encontrarme…

Dicho esto, Gregory cerró la puerta y miró el sobre que había llegado sin remitente, ¿de quién sería aquella carta?. Decidió dejarlo junto al resto del correo hasta que Sam llegara a casa.

Su cabeza siguió pensando, tendría algo que ver ese sobre con “ELLOS”?.

*************

(supersnack)

Seguía lloviendo sin descanso. ¿Por qué extraña razón los días más misteriosos tiene la lluvia de fondo? y más aún, ¿que hacía la señora Carpenter viniendo a estas horas con correo en mano? Todo esto era inquietante y cuando Gregory se ponía nervioso le daba por hacer sudokus para no pensar, pero no había tiempo para sudokus, tenía que ir a trabajar, era un día importante, no había tiempo para pretextos y, menos aún, para laberintos encriptados, pero… ¿dónde demonios estaba Sam? ¿qué significaba esa nota? ¿tenía que ser precisamente hoy?

– Necesito una ducha – murmuró – Las duchas despejan las ideas.

Mientras el agua caía sobre su cabeza lo comprendió todo: ella no era de las que esperaban, no era de las que se conformaba con lo que recibía de la vida, siempre quiso más, en el fondo Gregory sabía que ésto algún día pasaría y ahora era el momento de desenmarañar todo aquel embrollo, si la quería tenía que demostrárselo no abandonándola, ella lo merecía. El día había llegado sin avisar, pero…había llegado.

*************

(Ulthar)

Al salir de la ducha se dirigió a su dormitorio y tras la orden de su voz, el sistema comenzó a desplegar el fondo de armario, una larga fila de trajes negros comenzó a desplegarse delante de él. Mientras el mecanismo terminaba su labor, Greg archivó las cartas de los bancos y dejó la carta de Sam en la mesa de la cocina. Era muy extraño que alguien mandara un correo ordinario en estos tiempos. Los bancos, por supuesto, seguían mandando extractos en papel para que quedase constancia escrita, recuerdo inmutable del antiguo siglo XX, pero tanto las operaciones como las consultas se hacían a través de los terminales. Sin embargo las comunicaciones a través de la red habían sustituido prácticamente por completo al correo tradicional, sin embargo ahora no tenía tiempo de pensar en los motivos por los que alguien prefiriese evitar las comodidades de la red, tenía una reunión importante en la compañía a primera hora, y Gregory Sanders nunca llegaba tarde.

*************

(Ubione)

Miro los trajes y no quiso arriesgarse, cogió el “polisiquico” fue un regalo del consorcio tras la guerra euro-africana, no podía dejar nada al azar, con ese traje estaba protegido de cualquier manipulación externa a la vez que este emitía estímulos corticales, lo cual le había sacado de muchos apuros otras veces.
También le regulaba la temperatura corporal y le estimulaba neuronalmente, junto con un par de “sorpresitas” que tenia añadidas por el, para los casos de emergencia.

Mientras se vestía, miro a la pared y le gritó al sistema.

– Llama a Tom y a Mendoza, cruza las llamadas, pon multiconferencia en la pared grande y búscame un transporte para las ocho treinta en la puerta.

Algo más?

– Eeeeeehh..? si ábreme una pantalla nueva y busca en la base el planing de Sam para hoy, hazlo en modo furtivo y luego ya sabes lo que hay que hacer.

Mientras, continuó vistiéndose y poniéndose todo el equipo, si la gente supiera las maravillas que había por ahí, todo de procedencia militar o de los consorcios financieros.
Las guerras forzaron a crear cosas absurdas pero también revolucionó la industria.

*************

(Xrasl)

Aún eran las ocho, tenia tiempo para tomarse un café y terminar de repasar los datos de los clientes junto con Tom y Mendoza. No eran los típicos clientes a los que te puedes llevar a tu terreno para venderles cualquier cosa, en esta ocasión trataban con japoneses, y esto quería decir que no podía existir ningún descuido y todo debería funcionar a la perfección para que la venta fuera todo un éxito, un descuido, un simple gesto dubitativo y una de las ventas mas importantes de sus vidas se esfumaría sin dejar rastro.

El aero-taxi llegara en 2 minutos 25 segundos – le avisó el sistema.

– Gracias, ¿que hay de Sam?

No quedan registros de Sam desde las 5:48 de la mañana, su planing de hoy esta vacío, no tiene activado el teléfono móvil, y no ha tomado ningún medio de transporte digitalmente localizable ni utilizado dinero de ninguna cuenta.

– Esta bien, deséame suerte – Dijo Gregory tras un respiro.

Suerte con sus clientes señor Sanders, que pase usted un buen día.

– Avísame si descubres algún dato sobre Sam – Gritó mientras se cerraba la puerta.

*************

(Ulthar)

El aero-taxi viajaba a una velocidad endiablada por el carril VIP de la interestatal 42. Normalmente Greg conducía su propio vehículo, pero hoy necesitaba revisar la documentación de la reunión. Activó su I.S. y lo conectó al ordenador del aero-taxi el cual le mostró en las pantallas internas los balances de ventas de MesaCorp.

Ya casi estaban llegando cuando en las pantallas del aero-taxi apareció un mensaje de llamada entrante, al activarlo, escuchó la voz de su ordenador doméstico.

Greg, no he podido acceder a ninguno de los archivos de Sam, han sido borrados.

Greg permaneció un momento en silencio. -¿Alguien ha accedido a nuestro sistema?.

No, al parecer fue Sam quien borró sus propios ficheros, incluido todo el dossier de su última investigación.

Greg se revolvió incomodo en su asiento, si Sam había borrado todos sus ficheros del ordenador personal tendría una buena razón para hacerlo, aunque esta escapaba a su comprensión.

En esos momentos en el monitor apareció el rostro del taxista informándole de la llegada al destino, Greg aceptó desde su terminal el pago del servicio y cuando lo guardaba en su bolsillo reconoció el tacto de un papel, al sacarlo, comprobó que era la carta dirigida a Sam y que con las prisas había debido llevar todo el tiempo encima.

Greg salió del taxi con la carta en su mano. Siempre había respetado la intimidad de Sam, pero esto no parecía una de sus habituales escapadas de trabajo. La abrió y dentro encontró una escueta nota y un extraño dossier titulado Eraserhead.

La nota solo decía: Comunicaciones por red no seguras, ten cuidado.

*************

(Ubione)

Ya no sabía que pensar, pero estaba empezando a tener ese cosquilleo tras la nuca, señal inequívoca de que algo gordo iba a pasar, sus entrenamientos psico-cognitivos le habían vuelto hipersensible a esas cosas.
Mientras iba pensando en la situación, se acerco al elevador y tras una breve espera se abrieron las puertas de este. Greg salto hacia atrás como un gato, había alguien dentro y no era conocido, ¿o si?.
Del interior salio una mujer impresionante, tanto en belleza como en altura y porte, era rubia y de complexión atlética, llevaba un uniforme militar ruso del grupo de inteligencia, y con una mueca y voz felina, dijo:

– Veo que no has perdido reflejos Gregory, la vida civil no te ha anquilosado, eso está bien.

Era Anna!! la soldado Anna, bueno soldado era un decir, nunca supo su rango exacto ni nada que ella no quisiera. Trabajaba para los rusos y era una mujer temible. Era una de esas personas que si las tienes de tu lado te sientes seguro, pero que si te estaba buscando te meabas encima porque sabias que tarde o temprano daría contigo. Por suerte ella era “amiga”, o al menos hasta la ultima vez conocida.

– ¿Que haces aquí? pregunto Greg. ¿Ahora trabajas para la empresa o es una visita de, cortesía? ¡Habla, tengo prisa!

– Tu tan simpático y cortes como siempre, jeje.. ¿No puedo pasar a ver a un viejo camarada?
No va a ser todo trabajo y trabajo, yo también tengo vacaciones, sabes.
Bueno, ¿y que tal todo? ¿Como te va con estos cabrones trajeados, no añoras el trabajo serio? Hay gente que te hecha de menos, incluida yo, jajaja.

La situación y esa risa le estaban poniendo muy tenso. ¿Que hacia ella aquí?

– Bueno, pues si estás de vacaciones discúlpame, yo tengo muchas cosas que hacer. Ya nos veremos.

– Eso digo yo, ya nos veremos. Por cierto toma mi numero, puede que dentro de un rato quieras llamarme, quien sabe, jajaja….

Con mucha delicadeza Anna paso la mano por la solapa del traje, y este almaceno los datos que le transmitió el uniforme de ella. Se dio la vuelta y se marcho riéndose por lo bajo.

– ¡Suerte con la reunión de los wasabi, son unos tipos muy fríos!. Grito riéndose mientras se alejaba.

Greg se metió en el elevador rápidamente, tenia prisa y no le gustaba nada como empezaba el día.
Tras las pertinentes identificaciones de control, llego a su sección, cruzo el largo pasillo repleto de puertas que comunicaban con cientos de jefazos y enfilo hacia su despacho. Cuando llego, Martha su secretaria no estaba para recibirle como era lo habitual, así que fue directamente al despacho de reuniones donde seguramente estarían ya los japoneses, abrió la puerta y efectivamente estaban.

Estaban muertos o al menos eso parecía, cerro rápidamente las puertas y se acerco a ellos. Los miro de cerca pero sin tocarlos, no respiraba ninguno de los presentes, pero tampoco tenían señales de violencia física. ¿Que coño estaba pasando?
Llamo a Mendoza para que fuera a buscarlo con un vehículo, le dijo donde colocarse para saltar.
Mientras esperaba busco algún tipo de arma o inoculador de venenos por la sala, algo que le diera una pista, pero nada, no había nada que dijera que había pasado allí, y para colmo las salas de reuniones no tenían sistema de vigilancia interna.

De repente oyó como una de las ventanas se quebraba en mil pedazos, era Mendoza con el aero-deslizador en el sitio indicado. Greg salto al interior y se perdieron entre el trafico de la ciudad.

*************

(supersnack)

Lo echaba de menos. Desde que se conocieron en aquel curso sobre Diseño de peces para acuarios mediante manipulación genética, nunca se habían separado. Su compañía era tan imprescindible para Sam como el aire que respiraba día a día, pero ahora él estaba lejos, más lejos que nunca, porque ahora era patente que ella había tejido otra vida paralela a su convivencia común. Ante los ojos de la gente, una Relaciones Públicas de la alta esfera de una Compañía con la personalidad que aparentemente Sam tenía, nunca se involucraría en temas escabrosos, y menos ocultos para todo aquel que la rodeaba. Tenía tantas ganas de abrazarlo… pero tenía que ser fuerte, estaba tan cerca de conseguirlo, estaba tan cerca del final…

Mientras organizaba mentalmente el planing establecido le venían recuerdos de su vida con Greg: su primera cita, sus conversaciones nocturnas, las facciones de él… de repente se paró en seco, ¿la reconocería Greg si la volviera a ver en este momento?, no se refería al cambio de look aparente al que había tenido que someterse para pasar desapercibida, ni a la operación de borrado de huellas dactilares, se refería a esta nueva mujer, que en esencia era Sam, pero que la envolvía un nuevo aura que la configuraba como un ser totalmente distinto…

De repente su busca sensorial dio la alarma, señal de que había nuevas noticias, ¿qué sería?. Sólo la avisarían para algo importante. Dado que las conexiones por red no eran seguras, lo mejor era volver a los viejos métodos de comunicación, nadie en su sano juicio repararía en algo tan inusual, y menos camuflado bajo la excusa de la propaganda coleccionista. Si algo no había evolucionado en aquellos tiempos eran las colecciones por catálogo, numerosos estudios habían demostrado que millones de adictos en todo el mundo preferían sobradamente recibir mensualmente las nuevas ofertas, claro que tenían su versión gráfica tridimensional, pero permanecer anclado bajo el viejo sistema de ventas era como aferrarse a algo antiguo, importante premisa para todo coleccionista por catálogo.

Buscó la oficina de correos más cercana con su sistema de rastreo instantáneo, situada a solo unos minutos de donde se encontraba. Decidió ir lo antes posible, por si algún dato se había modificado. Llegó en unos minutos y solicitó bajo su clave personal que se le mandaran inmediatamente aquel envío tan rústico, lo abrió tan rápido como pudo manteniendo la calma, no podía levantar sospechas…

Le han involucrado. La reunión ha terminado bañada en sangre. Estamos intentando dar con él. Continúa con lo pactado, nosotros nos encargaremos.

Dios mío, ahora Greg también estaba en el ajo, ahora si que tenía que seguir, se ocuparía de él en cuanto pudiera, él era muy inteligente, sabría apañárselas al menos durante unas horas. Las 10 en punto, era hora de actuar, el plan había comenzado y ella tenía que continuar adelante…

(22-09-07 / 23:31)

*************

(Ulthar)

Caminó hasta la estación de metro más cercana y esperó unos minutos hasta la llegada del 127 que hacía el recorrido hasta el Soho. Cuando llegó, tomó uno de los vagones más atestados de gente, siempre hacía lo mismo, se sentía más segura con tanta gente alrededor, donde los sistemas de seguimiento se veían saturados con tantos I.S. emitiendo información y se limitaban a mostrar propaganda general del partido. Cuando los sistemas de seguimiento tenían menos objetivos en los que concentrarse, además de mostrar propaganda, recolectaban información de los viajeros, y eso era peligroso.

Bajó en la estación del Soho, y al salir a la superficie caminó pegada a los edificios pues una fina lluvia había comenzado a caer. El Soho ya no era aquel barrio elitista que había reunido a la sociedad creativa de los 90, ahora era la zona más peligrosa de Londres, e incluso las patrullas del partido pocas veces se atrevían a entrar después de la puesta de sol.

Encontró fácilmente el punto de reunión, era el edificio peor conservado de todo el barrio. Puede que en algún tiempo fuese uno de los teatros más prestigiosos de Londres, pero ahora se alzaba decrépito y gris como muestra inequívoca de que quien estaba en contra del partido, sufría las consecuencias.

La primera antesala parecía desierta, llena de polvo y de muebles rotos, pero huellas recientes en el suelo demostraban su clandestino y frecuente uso, continuó por las escaleras de servicio hasta bambalinas y después hasta la cámara secreta situada bajo el escenario. Al llegar a la puerta, esperó a que el guardia que la había estado vigilando desde que entró al edificio la alcanzara; era el procedimiento habitual para determinar si la habían seguido, la seguridad era elevada, pero la situación lo requería.

Al entrar, sintió el agradable calor de las lámparas de queroseno y bajo su tremular luz reconoció a el mayor grupo de hackers reunidos en persona desde el incidente de California. Allí estaban Pontifex, Rushmore, Hiro, Root y 1′95. A este último nunca lo había visto en persona, pero era fácilmente reconocible porque su nick hacía referencia a su altura.

-Bienvenida Sam.- La recibió Root. -Te estábamos esperando.

Sam se adelantó y sacó de su bolso el I.S. avanzado, un poco más grande que los manuales y se lo tendió a Root, este lo acepto y lo acercó a la mesa cuidadosamente donde esperaba un artilugio monstruosamente grande, un testigo antediluviano de otros tiempos. El número 386 figuraba en grande en el frontal del ordenador.

-Es un auténtico dinosaurio, son los únicos ordenadores de su época que aún siguen funcionando.- Dijo Hiro, y Sam reconoció el orgullo en su voz.

-Todo sabéis lo peligroso que es lo que vamos a hacer esta noche, -dijo Root- pero por eso mismo es tan importante, creedme cuando os digo, que será un futuro mejor, el que nos deparará esta noche. Ahora, si Hiro hace los honores.

Hiro conectó el I.S. al 386 con uno de los primitivos cables de compatibilidad, el cual estaba conectado a otra serie de aparatos y cajas de luces parpadeantes con toda una suerte d cables de colores. Activó el I.S. y abrió la página de MyRoom, un conocido portal de páginas personales, usó el asistente para crear rápidamente una página nueva, y creó la siguiente entrada.

Hoy es el primer día de nuestra nueva vida. Una vida sin el partido, sin sus grilletes ni sus cadenas. Una vida sin Eraserhead.

Los Patriotas.

Hiro pulsó el botón guardar, y tras un leve parpadeo, la entrada apareció publicada en la página. Apenas unos segundos después, esta volvió a actualizarse pero esta vez solo apareció un mensaje en pantalla:

Eraserhead ha detectado una entrada no permitida en la red. Los delitos de terrorismo en contra del partido serán castigados. Su estación de información será destruida.

En esos momentos, las luces de los aparatos conectados al vetusto 386 comenzaron a parpadear furiosamente acompañadas de un sonoro zumbido al tiempo que las consolas de comandos en pantalla comenzaron a escupir logs detallados de las transmisiones. Tras lo que pareció una eternidad, el I.S. emitió un agudo pitido y se apagó liberando un profundo olor a quemado.

El 386 permaneció en silencio, y Root tecleó hábilmente una serie de comandos. Tras analizar la información, retiró una pequeña unidad de almacenamiento externa, y volviéndose hacia los demás anunció con una sonrisa en el rostro -Lo hemos capturado.-

(23-09-2007 / 15:11)

*************

(supersnack)

– ¿Tan mal iba el acuerdo con los japoneses que te los has cargado o qué? – dijo Mendoza con una sonrisilla intentando quitarle presión al momento.

Gregory casi ni le escuchó, tenía demasiadas cosas en que pensar en ese momento…con las manos en la cabeza repasaba mentalmente todo lo acontecido desde que se despertó esa mañana.

– Todo tiene que venir dado por alguna razón que se me ha escapado…mis años de experiencia me dicen que todo está relacionado por algo muy gordo, pero ¿por qué?

Seguían dando vueltas en el aero-deslizador, y dado que Gregory estaba muy ocupado en sus pensamientos, Mendoza decidió darle unos minutos más sin presionarle demasiado, pero sabía que a algún lado debían de ir sino querían encontrarse con problemas, de momento el espeso tráfico les proporcionaba cierta seguridad.

No tenía ninguna pista, tan solo la desaparición de su mujer y un puñado de japos mas fríos que un témpano en una sala de reuniones. Ahora debían de estar buscándolo por el múltiple asesinato, la seguridad del país andaría rastreándolo todo con un retrato robot a lo kill bill de él mismo en sus manos. Esto era subrealista, si lo hubiera llegado a saber se hubiera cogido el día libre.

– Bueno, vale…¿dónde vamos? – dijo Mendoza – Tu casa debe estar ya vigilada por red, y la mía ni te cuento, por suerte he sido previsor y he registrado el alquiler del aero-deslizador a cuenta de uno de nuestros clientes comerciales, pero tenemos que darnos prisa, los sistemas de seguimiento no van a tardar nada en dar con nosotros.

Tengo activado un desinhibidor de datos con este traje, le he introducido coordenadas de periferia para que tú también estés a salvo mientras estamos en un espacio reducido, pero lo bueno sería que tú también tuvieras uno para estar más protegidos y movernos con libertad. Sé donde conseguirlo, dirígete hacia el barrio chino, yo te guío.

¿Al Soho?¿Estás loco?¿Sabes lo que vamos a durar por allí con nuestras pintas?

Deja de lloriquear y hazme caso, no he sido un hombre de negocios toda mi vida y lo sabes. Puedo apañármelas perfectamente. Necesitamos un lugar que nos dé anonimato ahora mismo, y el Soho es el lugar mejor indicado, allí les costará mucho investigar, y eso se resume en tiempo que podemos aprovechar.

Ahora tanto Sam como Greg estaban en el mismo lugar sin saberlo, solo un mar de calles los separaban…

(11-11-2007 / 14:08)

*************

(Ubione)

Fueron metiéndose por callejuelas cada vez más estrechas y sucias hasta llegar a un callejón donde solo había una puerta y una chica tirada en el suelo con una guitarra de cartón, parecía algo tonta o estaba drogada pero aun así miro a Gregory.

– Hola señor!! me da algo para mi guitarra la pobre tiene hambre.

– Hola Antonella, ¿que tal estás? ¿está tu padre en casa?

– Siiiiii, dice que yo soy la guardiana de la puertaaaa jajajaja

– Haces muy bien, toma, para tu guitarra.

– Gracias!!

El y Mendoza entraron al interior de lo que se podría llamar un almacén de chatarra.

(4-1-2008) 

**************

23 responses

4 09 2007
supersnack

Queridos apañeros, por curiosidad personal (lo habría llamado cotilleo y tal, pero curiosidad queda más fino), os rogaría que incluyérais vuestros nombres a la hora de redactar parte del relato, en la cabecera del mismo. Gracias ^^.

4 09 2007
Ulthar

Ops! No me había dado cuenta que ya estaba en marcha… solo reviso comentarios (gracias Super).

Interesante comienzo…

/*thinking*/

Pd. ¿Te refieres a ponerlo en cada aportación para saber de quién es quién o añadirlo a la primera linea en plan varios autores?

4 09 2007
eskurtze

No vale. Ubi se dedica a esto profesionalmente…

Y por cierto, ¿no sería bueno seguir un orden de aparición o levantar la mano como cuando le pedíamos a la profe ir al baño, para no pisarnos los unos a los otros?

5 09 2007
supersnack

Ult, me referia a ponerlos en la cabecera de cada trozo ke vayamos escribiendo para saber quien va participando, básicamente.

Esk, la gracia es ke seamos rapidos y escribamos cuando nos plazca, y también, que le demos giros a la historia según como la vayamos viendo nosotros…no sé…tiene más gracia cuando no sabemos si alguien va a aportar algo, así nos esforzaremos si se nos anticipan. He dicho😛

6 09 2007
JoLgUiS

Hmm, voy pillandole el ritmo xD… ainss k alguien ponga algo mas pa ver x donde tirar :S jaja

9 09 2007
Ulthar

Venga… que aún se puede levantar esto.

9 09 2007
Xrasl

Ale ^^
Mi primer granito de arena.

Lo de la fecha no parece mala idea, pero estaría bien ponerlo al principio y final de cada… “capitulo”?

No se si existirán o si haremos un texto del tirón, pero creo que es una buena idea para ver como de rápido evoluciona el asunto yo dejo constancia del mio en los comentarios

09/09/2007 23:48

10 09 2007
JoLgUiS

Hmm yo no es x joder eh!… pero sabia yo k esto al final *o al principio* pasaria… si no he leido mal, Xrasl kien es el sr Black? xq si te refieres a Greg es el señor Sanders no? apuntad los nombres no sea k luego os lieis… o me lie yo… :S saluditos ^^

10 09 2007
Xrasl

Mira que estube mirando que no se me colara nada y resulta que ya tenia apellido… ¬¬ ahora lo corrijo.
Si eske poner nombres extranjeros a los personajes…. no se podrían llamar Gregorio Sandalia y Sara Alpargata? (por sugerir, no conozco a nadie que se llame así, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia)

10 09 2007
ulthar

Da lo mismo… mola más Mister Black.

10 09 2007
Xrasl

Ya sta cambiado

11 09 2007
JoLgUiS

Eso tb lo pense yo Xrasl, pero bueno… tb es una buena opcion me han gustado los nombres… para la siguiente historia podrian utilizarse o nombres parecidos no? xDDDDD

16 09 2007
Ulthar

Creo que lo de la fecha fue un error, así es más deprimente

24 09 2007
Ulthar

Creo que las últimas participaciones deberían anunciarse en algún comentario, así sirve de bandera para saber que se ha actualizado, si no, no hay manera.

24 10 2007
Ulthar

…entonces de llevarla al cine ni hablar, ¿no?

24 10 2007
supersnack

…Danos tiempo, hombre, danos tiempo…necesitamos pensar, oxigenarnos, renovar ideas…qué prisa hay?, todo es posible ^^

31 10 2007
FELIZ ANIVERSARIO QUERIDO BLOG « Supersnack

[…] Hiperficción […]

11 11 2007
supersnack

Actualizado…

2 12 2007
antonella

me encantaria tener una guitarra clasica y poder tocarla , es un sueño que
quiero tenes y es facinante
antonella…

23 12 2007
JoLgUiS

Tiene esto algo k ver con la historia? k alguien me lo diga :S

23 12 2007
supersnack

Los mismo se puede introducir en la historia de alguna manera…no sé…:/

23 12 2007
JoLgUiS

Ni yo :X

5 01 2008
ubione

Actualizado..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: